El servicio de telefonía móvil contratado a través de planes corporativos no debería causar el impuesto a los consumos especiales (ICE) del 15% si la factura la pagan los trabajadores y no las empresas, comentó el director del Servicio de Rentas Internas, Leonardo Orlando.

El pago del 15% del ICE se incorporó en la Ley de Equilibrio de las Finanzas Públicas, en vigencia desde mayo pasado. Pero se especifica que este tributo lo pagarían las sociedades y no las personas naturales.

Sin embargo, las operadoras comunicaron del incremento para todos los planes corporativos, que en muchos casos son cancelados por cada empleado. Este fin de mes ya se concretó el cobro en los roles de pago.

Orlando indicó que ha tenido acercamientos con asociaciones de trabajadores que le han presentado esta queja y, por ello, se ha conversado con las operadoras de telefonía celular para que se busque una vía para que no se grave el 15% si el plan es pagado por el trabajador.

Según Orlando, la recomendación sería que se individualicen las cuentas y cada línea esté a nombre del propietario real, sin que esto signifique que se le retiren los beneficios corporativos adquiridos.

Cuando el plan sale a nombre de la sociedad (empresa, comité de empresa, asociación de empleados u otros), el SRI no puede advertir esta diferencia y entonces se le grava el ICE.

Para el funcionario, actualmente la tecnología sí permite identificar a nombre de quién está la cuenta. Las empresas le han dicho que sí es posible.

Roberto Aspiazu, director ejecutivo de la Asociación de Empresas de Telecomunicaciones del Ecuador (Asetel), consideró que el pedido de individualización será complicado de aplicar, pues se trata de miles de trabajadores que tienen este tipo de contratos. Para el representante gremial, sería más práctico que no se cobre el ICE a planes corporativos.

En la Circular NAC DGE CCG C16 00000008 de mayo pasado, el SRI dice que el hecho generador del ICE en el caso de telefonía fija y planes de voz, datos y voz y SMS es la prestación efectiva del servicio a sociedades para su consumo y que no se encuentra gravada la venta de tiempo aire a sociedades para su comercialización a personas naturales en modalidad de comisionistas, acuerdos de distribución y otras similares.

En tanto que en la Resolución DGER CGC16-00000267, del 28 de junio pasado, se indica que el 15% del ICE de los planes corporativos no podrá ser descontado como gasto para las empresas, en el caso de recargas de tiempo aire que hicieran los empleados.

En el documento se dispone, además, que no se facturará el ICE para las recargas de saldo o tiempo aire para personas naturales. Esto es que no se debe cobrar el impuesto cuando las personas naturales compran recargas en cualquier tienda o cadena comercial. (I)